Carl Theodor Dreyer

BIOGRAFÍA HUMANA

Nacido el 2 de febrero de 1889 en Copenhague. Sus padres lo abandonan a muy temprana edad, y en 1991 es adoptado por la familia Dreyer, de la que recibió el nombre. Los Dreyer son luteranos que le educan de forma rígida y severa, enseñándole que debe aprender a ganarse la vida por su cuenta, lo que probablemente influirá en su estilo cinematográfico. Será una persona solitaria y rebelde. A los 16 deja su hogar y empieza a trabajar en diferentes empleos. También comienza a estudiar historia y arte en la universidad. Trabajó como periodista, lo que le descubrió su vocación por el cine. Durante estos años escribió rótulos  para películas de la productora danesa Nordisk Films, redactó guiones, aprendió montaje y realizó diversas críticas cinematográficas.

En 1919 dirige su primera película, El Presidente, donde deja claro el estilo que definirá toda su obra: numerosos primeros planos, relevancia de los decorados, interpretaciones rigurosas, excelente montaje, importancia de los gestos…

En 1920 declaró que sus influencias surgían principalmente de D.W.Griffith, Mauritz Stiller y, sobre todo, Victor Sjöström.

En 1921 Dreyer fue a Berlín, donde se puso en contacto con una pequeña productora llamada Primus-Film. A esta firmo le propuso adaptar la novela Elsker hverandre del autor Aage Madelung, que al año siguiente se convertiría en la película Love One Another.

Una vez terminada la película Dreyer vuelve a Dinamarca, donde publica una especie de manifiesto llamado Nuevas Ideas sobre el Cine en el periódico Politiken. Donde, usando a Benjamin Christensen como ejemplo, Dreyer defiende a “los idealistas que se toman su trabajo con una seriedad santa”, a pesar de usar a Christensen como ejemplo, se puede notar en ese escrito que él también se sentía identificado con esas ideas. Aún así, el director de Paladsteatret, Sophus Madsen, le encarga la adaptación al cine de la obra de teatro Der var engang (Érase una vez) de Holger Drachmann, un cuento de hadas. A pesar de la gran seriedad de sus anteriores filmes, la película que resulta de esta adaptación demuestra que Dreyer también era capaz de hacer películas con tonos de menor gravedad.

En 1924 Dreyer vuelve a Alemania para trabajar con el productor Erich Pommer, y crean la película Michael, basada en la novela del mismo nombre del autor danés Herman Bang. La película es bien recibida tanto por la crítica alemana como la danesa, pero no consigue el mismo éxito en el ámbito financiero.

Es su próxima película, Du skal ære din hustru, la que se convierte en su primer hit total. Y es el principal motivo por el que es invita a París a firmar un contrato con la compañía Société générale de Films. Antes, sin embargo, durante unos cortos meses de verano, grabó, sin guión y basándose directamente en la novela de Jacob Breda Bull, La Novia de Glomdal, aprovechando así el tiempo donde los actores estaban de vacaciones de los teatros.

Llegado a París en la primavera de 1926, la Société générale de Films le presentó tres opciones para su próxima película Marie Antoinette, Catherine de Medici o Jeanne d’Arc. Una vez elegida Juana de Arco comenzó una exhaustiva búsqueda de información sobre la figura histórica, comenzando con la consulta al experto Pierre Champion. Dreyer estaba convencido de no querer hacer una épica histórica con grandes decorados, sino una película que mostrase que los grandes héroes de la historia también son personas. La película, La Pasión de Juana de Arco, es considerada una de las obras clave en la historia del cine.

Después de terminar la película Dreyer se encontraba descontento con el estudio francés, y rompieron el contrato que inicialmente incluía más de una película. Gracias al éxito de la película anterior formó su propia compañía de producción, con la que creó la película Vampyr en 1932, su primera película sonora, y aprovechó el esa novedad para crear un ambiente singular, casi surrealista para esta película de terror, donde afirmó que quería hacer algo completamente diferente que La Pasión de Juana de Arco. A pesar de la relevancia que la película ha adquirido en los años actuales, durante su tiempo Vampyr  fue un desastre comercial.

Tras eso, Dreyer se retiró a París y estuvo una década sin volver a dirigir más que documentales. Aún así, en 1934 fue contactado por el periodista italiano Ernesto Quadrone con un guión para realizar una película en Somalia, pero no estaba preparado para las duras condiciones del país, contrajo malaria y tuvo que volver a Dinamarca, pocos años después esa película se convertiría en L’esclave blanc dirigida por Jean-Paul Paulin.

De vuelta en Dinamarca Dreyer observó que el auge del cine sonoro provocó que las audiencias obtuvieron un gusto por las comedias musicales, que estaban muy fuera del área que el director danés dominaba. Así que volvió a su anterior profesión, el periodismo, esta vez en el diario B.T. donde una de sus principales tareas era la crítica de películas, que Dreyer abordaba de forma extremadamente negativa. Al ver esto el periódico le reasigno a una columna propia, donde escribió más de 1000 artículos hasta 1942.

Deseoso de volver al cine consiguió su oportunidad en 1942, año en el cual dirigió Mødrehjælpen para el ministerio danés, y Dies Irae con la productora Palladium, pero no logró que esta conquistase a los críticos.

Después de estrenar Dies Irae Dreyer se marchó a Suecia para firmar un contrato con una productora, pero los filmes resultantes fue, de esta época fueron, de nuevo, un fracaso.

Pasó un largo tiempo inactivo debido a su fuerte oposición al nazismo, que había llevado a la expulsión de numerosos artistas, lo que para Dreyer destrozó la que antes consideraba una gran cinematografía. En 1945 realiza diversos cortos para el Estado, de los que destaca De naede faergen. Durante un tiempo explora la idea de realizar una película sobre la vida de Cristo en Palestina. En el 55 lleva a cabo La palabra, donde trata el tema de la fe y los milagros. Recibe el León de Oro en el festival de Venecia. Su último filme es Gertrud (1965) retrato de la figura femenina. Fallece en su ciudad natal en 1968.

Biografía artística

Para abordar la trayectoria del director Carl Theodor Dreyer deberíamos nombrar que ya en sus principios nos encontramos con las pinceladas de su estilo personal; un estilo exigente,  preciso, coherente y meticuloso. Sus primeros largometrajes no gozaron de gran éxito comercial pero sí de gran calidad visual y estilística (Érase una vez, Mikaël).

Su fama llegaría en el año 1925 con la película El amo de la casa. En este metraje mudo, nos encontramos con escenas de interior, sin grandes decorados ni vestimentas exageradas. Esta película aborda una temática complicada, la violencia de un hombre hacia su mujer, dejando entrever las ideas tan avanzadas y modernas del autor.

Tras este primer éxito se trasladó a Francia y allí la Société Genérale des Films le encomendó un largometraje y así rodó una de sus películas más afamadas en la posteridad, La pasión de Juana de Arco. Esta película representa el estilo del director, un trabajo meticuloso donde cuidó absolutamente todo, decorados blancos, primeros planos y una interpretación actoral (Maria Falconetti, Antonin Artaud…) ideada y guiada al detalle por el mismo director.  

Posteriormente rodó la película Vampyr donde se lucían tintes del expresionismo alemán e impresionismo francés junto a vanguardistas movimientos ópticos de cámara. Este film fue un fracaso monetario y esto llevó al director a estar más de una década sin rodar, en concreto hasta 1943 cuando dirigió Día de ira, película en la cual podemos ver la faceta más crítica del director, severamente, atacando el mundo de la brujería. Tras esto rodó películas como; Dos personas, Ordet o Gertrud.

En forma de resumen podría afirmar que Dreyer fue un director comprometido.

Características Cinematográficas:

El cine de Carl Theodor Dreyer busca las experiencias íntimas del hombre y trata de adentrarse en el misterio y en los conflictos interiores de los humanos. Su concentración, su perfeccionismo, sus métodos tan rigurosos, la idiosincrasia de su estilo y la obstinada devoción por su propio arte y su cine como expresión artística son algunas de sus principales características.

Reconoció que mucho de su cine se preocupa por temas como la intolerancia y la lucha contra el fanatismo, como obsesión personal. Otros temas muy recurrentes en su filmografía son los temas como el amor, la vejez y la muerte. Buena parte de su ideario de este director es capturar lo inexplicable en el cine; el hilo invisible de lo
trascendente y hacerlo desde la materialidad de cotidiano y no le interesaban ni la exactitud histórica ni los detalles pintorescos, sino el drama psicológico y el progreso espiritual del alma de la protagonista

En cuanto a su cine, en sus inicios sus películas eran mudas pero el estilo que distinguiría posteriormente sus obras sonoras consistía en composiciones muy cuidadas, cruda fotografía en blanco y negro y tomas muy largas. Las imágenes,
frecuentemente estáticas, se convierten en símbolos de una verdad metafísica y
poética. En su estilo, apuesta por la autenticidad y contra el maquillaje. También acostumbra analizar cada uno de los aspectos de su cine desde el montaje a la fotografía pasando por la música, y da forma de manifiesto a todo lo que vendrá después.

En películas como La pasión de Juana utiliza variadas angulaciones para darle una carga simbólica exaltada a los planos (contrapicados agudos para los inquisidores y ángulos frontales para Juana) y recarga la iluminación con el fin de saturar de luz los
rostros y exaltar las arrugas y rasgos menos visibles. La plástica de la luz y la sombra se plasma en sus obras, logrando una estética bella. En sus obras, demostraba un dominio de los primeros planos de los rostros, característica fundamental en su madurez y de gran relevancia.

La cámara en sus películas, acompaña a los personajes por su trayecto de vida. Los planos que conforman cada escena registran de forma puntual cada uno de los movimientos, pendiente de cada silencio y el espacio. El decorado toma parte de la película casi como si fuera un personaje más para lograr que la realidad pese más,
difuminando el misterio que se plasma.

En conclusión, C. T. Dreyer toma referencia de cineastas como Kieslowski, Bergman, Rossellini,Tarkovski, Bresson. Manifestaba un gran esfuerzo por redefinir una y otra vez las reglas del lenguaje de Von Trier. Como dato final, su cine se vio inspirado por la gran impresión que le causó Intolerancia de Griffith.

FILMOGRAFÍA

AÑO PELÍCULA FUNCIÓN
1918 El presidente Dirección
1919 Páginas del libro de Satanás Dirección
1920 La viuda del párraco Dirección
1921 Los estigmatizados Dirección
1922 Érase una vez Dirección
1924 Michael Dirección
1925 El amo de la casa Dirección
1926 La novia de Glomdal Dirección
1928 La pasión de Juana de Arco Dirección, guion, montaje
1928 El ama de la casa Dirección
1932 Vampyr Dirección, guion, producción
1936 Jungla negra Dirección
1942 Mødrehjaelpen Dirección
1943 Dies Irae Dirección, guion, producción
1944 Dos personas Dirección
1946 El agua en el campo Dirección
1947 La lucha contra el cáncer Dirección
1947 La iglesia rural Dirección
1948 Tomamos el ferry Dirección
1948* Shakespeare y Kroneborg Dirección
1949 Thorvaldsen Dirección
1950 El puente de Storstrom Dirección
1955 Un castillo en un castillo Dirección
1955 La palabra Dirección, guion, producción
1964 Gertrud Dirección, guion, producción

A lo largo de su trayectoria se pueden destacar como sus mejores películas: La palabra, Gertrud, Dies irae, La pasión de Juana de Arco y Vampyr.

En La palabra se reflexiona sobre la fe y cómo las diferentes personas se posicionan en ella. Respecto al estilo el filme se consolida definitivamente en la puesta en escena que Dreyer ya había iniciado anteriormente y que se basa en la utilización de distintos planos secuencia más largos que hacen que se reduzca la importancia del montaje. La cámara se mueve en función del movimiento de los personajes que entran y salen de su encuadre.

Gertrud fue su última película y se considera una obra que resume toda su filmografía. Esta proyección está inspirada en una obra teatral de 1906. Dreyer, al haber comenzado su carrera en el cine mudo, no tiene reparos en utilizar el silencio.

Dies Irae supone el regreso a la pantalla de este gran director tras el desastre de Vampyr, su primer trabajo sonoro. Es una película compleja y rica en alimentos artísticos.

Por su parte, La pasión de Juana de Arco destaca debido a la puesta en escena del rostro de Juana, los decorados distraen. Dreyer interrumpe la unidad espacial convencional ya que rompe la coincidencia de la línea visual entre los personajes y la forma en la que nos involucramos en ella.

La primera intención de este director con Vampyr fue demostrar que el miedo viene dado por lo producido en la mente de cada individuo y no por los acontecimientos externos. Sirvió como inspiración para futuros cineastas, pero pocos han llegado a ese nivel.

BIBLIOGRAFÍA

Alberto Abuín. (2010). Vampiros de verdad: “Vampyr” de Carl Theodor Dreyer. 6/02/2019, de Espinof Sitio web: https://www.espinof.com/cine-clasico/vampiros-de-verdad-vampyr-de-carl-theodor-dreyer

Juan Carlos González. Los ojos de la santa: La pasión de Juana de Arco, de Carl Th. Dreyer. 6/02/2019, de Tiempo de cine Sitio web: https://www.tiempodecine.co/web/los-ojos-de-la-santa-la-pasion-de-juana-de-arco-de-carl-th-dreyer/

Ignacio Viloria. (2014). “Dies irae”, de Carl Theodor Dreyer (1943). 6/02/2019, de Líneas sobre arte Sitio web: https://lineassobrearte.com/2014/11/14/dies-irae-de-carl-theodor-dreyer-1943/

Elena Díaz. Gertrud (1964) de Carl Theodor Dreyer. 6/02/2019, de Universidad de Valencia Sitio web: https://www.uv.es/capelo/Gertrud.html

Anónimo. (2010). Biografía. 06/02/2019, de Artium Sitio web: http://catalogo.artium.org/dossieres/5/carl-theodor-dreyer/biografia

Ricardo Pérez Quiñones. (2011). Ordet (La palabra) (Ordet, 1955) de Carl Theodor Dreyer. 6/02/2019, de Esculpiendo el tiempo Sitio web: http://johannes-esculpiendoeltiempo.blogspot.com/2011/11/ordet-la-palabra-ordet-1955-de-carl.html

Anónimo. (20/01/2019). Carl Theodor Dreyer. 06/02/2019, de Wikipedia, la enciclopedia libre, Sitio web: https://es.wikipedia.org/wiki/Carl_Theodor_Dreyer

Ricardo Pérez Quiñones. (2017). Las 10 mejores películas de Carl Th. Dreyer (1889-1968).. 6/02/2019, de Esculpiendo el tiempo 2.0 Sitio web: https://esculpiendoeltiempo.com/2017/08/18/las-10-mejores-peliculas-de-carl-th-dreyer-1889-1968/

Anónimo. (2019).Carl Theodor Dreyer. 20/01/2019, de Wikipedia. Sitio web:

https://es.wikipedia.org/wiki/Carl_Theodor_Dreyer

Biografías y vidas (2009) Biografía de C.T.Dreyer de anónimo. Sitio web:

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/d/dreyer.htm

Abraxas Magazine. Revista de Psicología Sociedad y Cultura. Artículo sobre Carl Theodor Dreyer: El maestro del cine Danés (marzo 21, 2007). Lic. Waldo García. Sitio web:https://abraxasmagazine.wordpress.com/2007/03/21/30/

Cine Sentido (2009) Artículo sobre la película: La pasión de Juana (2/02/2009) de Omar A. Sitio web:https://cinesentido.blogspot.com/2009/02/la-pasion-de-juana-de-arco-de-ct-dreyer.html

El Mundo. Artículo sobre Carl Theodor Dreyer, la mirada invisible. (19/03/2018) Luís Martínez. Sitio web:

https://www.elmundo.es/papel/historias/2018/03/19/5aae993d268e3e42748b4684.html

Anónimo. Carl Theodor Dreyer. 6/02/2019, de Artium Sitio web: http://catalogo.artium.org/dossieres/5/carl-theodor-dreyer/filmografia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s