Realismo poético frances

Contexto sociocultural

Esta década en Europa está marcada por una fuerte inestabilidad política y social, consecuencia directa de la I Guerra Mundial y la gran crisis económica que vería su explosión en el crash de 1929. Se suceden una serie de recesiones y huelgas provocadas por el desempleo y la precariedad.

Surgen en esta época totalitarismos como el nazismo sumado al anterior fascismo italiano. Son los años de consolidación de la URSS mientras que las democracias liberales, en muchos casos, sufren un derrumbamiento económico y social.

Las diferencias y los enfrentamientos nacionales llevan irremediablemente a conflictos mayores que derivarán en la II Guerra Mundial en la que se verá implicada todo el continente europeo y EEUU.

La situación del cine en esta época, de violencia y agitación, es de cambio unido a una crisis en la industria. A finales de los años 20 el cine mudo deja de producirse y el público europeo, como el estadounidense antes, prefiere el cine sonoro tachando el cine mudo de algo antiguo y carente de interés.

Contexto cinematográfico

La década que duró este movimiento estuvo marcada por la expansión del cine americano y de Hollywood por el conocido star system, cuyo crecimiento perjudicó mucho al realismo poético. Además del cine americano, también fue desplazado por otros grandes como el cine italiano o el expresionismo alemán. También fue llamado “naturalismo”, haciendo referencia a la influencia que las vanguardias tuvieron sobre este, y se presentaba como la etapa que volvería a poner a Francia como líder en la industria. Es un movimiento minoritario dentro del propio cine francés, que se dedica más a la comedia y a las adaptaciones de obras literarias. El realismo poético francés tomó los temas cotidianos que había en las películas de la década anterior.

 

Principales Características

El realismo poético francés es la primera corriente cinematográfica francesa del cine sonoro. En este se representa una realidad lúgubre a través de un equilibro de veracidad y belleza estética, la atención a cualquier detalle, cuanto más insignificante incluso mejor, la creación de un lirismo visual que no niegue el pragmatismo de las imágenes y de las ideas propuestas. Destacan los contrastes violentos tales como el hombre y su aspiración a la felicidad o la sociedad y sus indiscutibles reglas. Se basa principalmente en historias urbanas, sobre todo desarrolladas en París. Intenta poetizar la realidad cotidiana, no estetizándola sino plasmándola tal y como es.

Sus personajes sobresalen por ser pertenecientes a las clases más bajas de la sociedad: obreros, malhechores, prostitutas, criados, etc., frente a los héroes y personas de alta sociedad de algunas otras películas.

Las características que definen el realismo poético francés son consecuencia del proceso social y político en el que Francia se ve inmersa tras el final de la Primera Guerra Mundial.

Los cineastas del realismo poético eligieron el melodrama como base genérica de sus películas, sin embargo acaba yendo mucho más allá.

 

Principales cineastas

Los principales representantes del Realismo poético francés son:

Marcel Carné: Inició su carrera en el cine mudo.

Es considerado un verdadero purista del movimiento y uno de sus máximos exponentes, un claro ejemplo de esto es su obra:  “El muelle de las brumas”.

Jacques Feyder: Fue uno de los fundadores del Realismo poético francés; director y guionista belga. Dirigió diversas películas mudas y sonoras y en 1935 hizo su película más famosa: “La Kermesse héroique”.

Jean Renoir: Segundo hijo del impresionista Auguste Renoir. Considerado uno de los creadores de las mejores películas del cine francés. Una de sus grandes joyas es: “La bestia humana”.

Julien Duvivier: Fue un director de cine francés. Sus obras se basan en combinar realismo crudo con fantasía insólita. Después de la segunda guerra mundial ofrece una visión pesimista de la sociedad francesa a través de la hipocresía. Una de sus obras fue: “Pepe-Le-Moko”.

Filmografía

  • “Sous les toits de París”: dirigida por René Clair en el año 1930.  Destaca por ser la primera cinta sonora en la historia del cine francés y, a su vez, ofrece visión de del París barriobajero.

 

  • “A nous la liberté!”: dirigida por René Clair en el año 1931. Destaca por ser una sátira social en la que divulga una bohemia individualista. Esta película influiría en Charles Chaplin.

 

  • “Le million”: También dirigida por René Clair en el año 1931. Se conoce por ser el primer gran musical parisiense, en la que destaca la concepción de números musicales populares que salen esporádicamente.

 

  • “L’atalante”: dirigida por Jean Vigo en el año 1934. Esta obra supuso una ruptura total con las demás obras francesas de la década de los 30. Es un cine en prosa, realista y duro, a veces hasta algo cínico, tolerando poco la poesía y mezclándola con el surrealismo. Se caracteriza por su extrema desdramatización, acentos puestos en momentos sin importancia y con personajes que surgen y desaparecen en cualquier sitio y momento.

 

  • “Le petite Lisa”: dirigida por Jean Gremillón en el año 1930. Esta películas es considerada una anticipación al compromiso con los marginados del realismo poético.

Bibliografía

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s